jueves, 16 de marzo de 2017

La enredadera

La enredadera
Vacío el que dejaste en mi corazón, el,  que palpitaba acorde con tu latir, ya no existe esa melodía continua…
Ahora ya todo es reflejo de mi imaginación perdida…
Esa música llenaba mis días con un amor incansable, el que yacía entre tú y yo…
Termino con una frecuencia en el que la sintonía desafinaba cada vez  que te alejabas…
Hay silencio, no termino de acostumbrarme a él…
A él, que bailaba al son…
Tu soledad que ahora marcas el descompás de mi corazón búscame de nuevo esa melodía que habitaba en mi corazón…
En un olvido que no termina de desahogar  estas lagrimas que mojando mi rostro son reflejos de tu silueta…
Esa que hacía que quedase parada en el tiempo, ya que ese es el tiempo y la visión que quería el resto de mis días…
Te fuiste con la pena de la rutina, esa que marchito nuestros días…
La asiduidad del momento, ya no era conforme a mi esperanza…
Quisiera coger ese retrato que tengo en mi cabeza, dibujarlo y que sea perenne en mi camino vacio ahora por tu ausencia…
Crezco entre enredaderas, que  lían mi alma en este tiempo invernal que no termina de despertar el deseo de volver a andar…






sábado, 4 de marzo de 2017

Acogida a tu corazón...

Acogida a tu corazón…
Mis pensamientos están agotados, solo hay espacio en mi memoria para tu ausencia…
Ausencia quebradiza, que resbalándose por mi rostro marca una silueta de desesperación…
Te tengo, te tengo tan cerca que me atrapas con la frialdad de tus caricias…
Acogida en tu corazón, quedando latente por tu respiración…
La agonía de mi espíritu, se asoma de nuevo, dejando huellas marcadas en tu espejo…
Me da miedo la perdida de lo infinito que dentro de mí se hospeda, ya que el tiempo corta mi cuerpo parándose en un presente perdido por su inexistencia…
Después de haber vivido lo nuestro, unida a ti me quedo…
Se perdió lo imposible y se apeara el pasado de la nada…
Lluvia, noche perfecta, tratando de definir tu silueta en un cielo cargado de estrellas…
Frialdad en las sombras que rodean mi espacio vital, agarrándome a la depresión de tu pérdida como marinero a su timón…
Balanceo de situaciones y laberinto de confusiones, mis ojos cerrados visualizan todo esto agarrándome a tu hilo de llanto…
Desafinado queda el palpitar de mi alma, que con guitarra en mano marco tu esencia con el caminar y con tus cansados pasos…

Reluce el brillo en tus ojos, y abrillanta mi rostro, llenándolo de una luz tan bonita como extravagante es tu figura…

viernes, 3 de marzo de 2017

Volcán de emociones

Volcán de emociones
En la cima de mi ser me encuentro con el ser con mas luz que vi y que habita en mi interior…
Sintiéndome suya, intento refugiarme en el…
Pero no es más que un espejismo…
Allí me hospedo y allí quiero quedarme, me arropa con la paz que alberga y desprende…
No es un sueño, lo siento aquí dentro…
Caminando, por esas longitudes interminables me encuentro con obstáculos grandes…
Mi mente sigue viajando, cavilando entre el yo y el puro ego de mi memoria…
No hay prisas solo incertidumbre de donde llegare con este viaje fortuito…
En un subir y bajar de emociones me encuentro, y la luz según mi guía y según la dirección es más tenue o más clara en su esplendor…
La realidad es que según mi sentimiento, mis pies vuelan hacia un camino, yo debo dirigirlo con mis recuerdos más profundos…
Pero en mi crece solo uno, el que me angustia día a día, en el que en un pasado agoto mi agonía…
El viaje me devuelve a ese momento, mi respiración se corta, y mis reflejos quedan apagados por un volcán de situaciones, donde la lava quema a fuego lento mis percepciones…
Aquí estas de nuevo, soledad…
Tu siempre nombrada en mi camino, siendo protagonista por momentos de ira y desasosiego, ahora en el cara a cara me enfrento a ti, pidiéndote disculpas por regresar a ti…
No sé si eres la droga que en mi crece cuando no te tengo, y que el propio mono de tu oscuridad registra en mí esa misma ansiedad que en aquel entonces tenía…
Lo real es que el camino me lleva de nuevo a ti, esa luz bonita y brillante quedo atrás y no consigo despejar la duda…

Aunque ahora lo entiendo todo, esa luz soy yo misma queriendo regresar a mi yo de niña, para volver a empezar de nuevo en este transito tan amargo que tú misma hiciste que agonizante quede por el reflejo de mi misma…

miércoles, 1 de marzo de 2017

Aromas...

Aromas
Echo de menos ese aroma que desde lejos me llamaba, reclamando besos de ternura…
Ahora que la cercanía queda lejos de tus labios, me arropare en la distancia de tus recuerdos…
Te quiero, quizás más allá de la distancia, pero solo son ráfagas de viento la que nos separan…
Te perdiste en el allá donde ahora quedan mis suspiros, allá donde un reflejo de luz alumbra las noches vacías con tu adiós tardío…
Nunca es tarde para volver a un pasado cargados de nostalgia, donde estábamos unidas por un hilo de seda…
Escribo para mantenerte despierta aquí en mi mente…
Donde un revoltijo de inquietudes, acechan sin percatarse de un despido inmediato…
Tu, que eras yo…
Ya no te veo…
Soledad inquieta guárdame y déjame descansar entre tu cobijo…
Allí donde estas, donde la nada se hace presente y donde el ego pasa a segundo plano, allí quiero estar perene…
Contigo, no me queda más que tu y yo, como en los viejos tiempos, abrazadas por el silencio…
Para un volver que ya no existe, para un volver que atrapa a mi mente en un estado que ni yo misma sabría descifrar…
No encuentro palabra exacta para este laberinto de palabras…
En tal día como hoy, me queda la sinfonía de tu respiración que con una melodía tenue marcaba la palpitación de mi vago corazón…
Soñar por soñar donde cobra vida mi ayer, reviviendo hazañas pasadas que duelen como clavos en mi garganta…
Donde me encuentro no dejo de respirar porque si lo hago quedare inmersa en la fantasía de lo que de un ayer era alimentada…
Solo que vacía, vacía de la oscuridad que en tus ojos se reflejaba…
En ti creí, en ti me refleje, pero fueron espejismos de piel con piel…
Donde el roce y el cuerpo con cuerpo existen te hago participe de mi memorable traición por descubrirte…

Ahora sé que nada fue…

martes, 13 de diciembre de 2016

Vértigo

Vértigo
Todo es fácil con los ojos cerrados, escondidos tras la luz no vemos lo que realmente nos daña la visión…
Es esa ansiedad ansiosa la que nos hace despertar hacia ese precipicio donde el vértigo nos acoge en silencio…
Allí donde estas, en esa altura, difícil es agarrarte con esas ganas que tengo de soltarte…
Estamos lejos del primer día y cerca del último…
Pero s fácil sentirte aun porque de mi no te desprendes tan fácilmente…
Me llenas de esas sensaciones que me diste, de la solidaridad con la que me arropaste y la serenidad con la que me llevaste hacia ti…
En este infierno donde todo arde, me recuerda aquel ayer donde éramos  fuego, es la única similitud que encuentro…
Debo alejarme, debo marcharme, ya es tarde…
La brisa entra por la ventana y me lleva hacia un adiós perenne, como quedara en mi memoria…
Ahora que la soledad se muestra, siento lo que era tenerte cerca…
Los lamentos se escuchan dentro de mí, rememorando lo que en un ayer ocurrió entre tú y yo…
El ayer ya no existe, me queda el ahora que esta tan triste que hace que mi rostro pierda la forma que tenía cuando estábamos juntas…

El alma queda tranquila pero mi cuerpo se muestra desvanecido, despertar quisiera, pero ahora ya no es un sueño…

jueves, 22 de septiembre de 2016

Porque te siento

Porque te siento
Agonizante queda mi alma al verte partir sintiéndote aun tan cerca, no quiero que te marches regresa a mi…
Letras encadenadas a mi sentir, ira ya marchitada por qué no estás aquí…
Te quiero desde un principio, tus caricias primerizas me hicieron sentir algo que no caduca dentro de mí…
Respeto tu lejanía, tu corazón latente dejo de latir…
Pero estate tranquila puedo hacerlo revivir…
La esperanza nunca se agota, ya que quiero saciar esa sed de tu boca para que vuelvan esas sensaciones plenas, que un presente se alejan…
Ser, soy asi, cambiar no puedo, en el ayer fue como te enamoraste de mi…
Si borras esa esencia no seremos las de antes, seremos pura ficción y en ese tipo de películas no encajamos ni tú ni yo…
Ahora que llega el miedo, que me tiemblan las piernas, reconozco mi comodidad…
Pero ya que la alerta me hizo despertar, no quiero volver a quedarme dormida y dejarte atrás…
Te deseo, deseo cada rincón de tu cuerpo, que con mis manos recorro ese pasadizo de en sueño…
Estas fría como el hielo, pero créeme me siento capaz de derretirlo aunque sea a fuego lento…
La llama se apaga y las cenizas no quedaran en el recuerdo, pues tengo mucho fuego en mi boca, que despertaran tus lamentos…



viernes, 22 de julio de 2016

La cosecha de mis recuerdos...

La cosecha de mis recuerdos
El reflejo de misma es la percepción que palpo en la inexistencia de la cosecha de mis recuerdos…
Astutas fueron las palabras, que de un ayer se trataban, marcando un presente marchito por la intensidad de las emociones que brotaban…
Era un florecer de situaciones dañinas para una mente llena de fantasías…
Soñar despierta un desahogo, la imaginación crecía y la realidad apagaba todo lo que de luz se tratara…
Encerrada en mi habitación, todo sobraba, hasta el latir de mi corazón que con fuerza escuchaba…
En aquel entonces la oscuridad cegaba lo maravilloso del momento…
No veía…
Mi mayor expresión era el llanto, un llanto mudo que por dentro arrasaba…
Soledad ahora que el ayer queda lejos, ¿Por qué tu presencia me daña?
Tu, mi compañera en aquel entonces, vuelves y sin alas…
Un abrir y cerras de mis ojos cansados que cuando llega el día se humedecen…
Levantar el vuelo cuesta en esta cama, donde las emociones brillan en esta mente cansada…
Peligrosidad de la nada, me persigues…
El miedo acecha y sin responsabilidad yace…
Inquietudes que rozan sensaciones que se apoderan de la fragilidad de mi figura…
Ahora te vuelvo a tener y te grito…
¡Aun te siento!


sábado, 26 de marzo de 2016

Cerca...

Cerca
Cerca me quede de mi más pleno sentimiento…
Atrás quedaron esos amaneceres que hoy llenos de luz quedan apagados por un soplo lleno de tristeza…
Sin fuerzas, mirar hacia delante me cuesta…
La ansiedad se apodera de mi mente, y el desasosiego permanece como hoja perenne…
Soledad que hay entre estas paredes, donde se dibuja la sombra de la desilusión, el fracaso y la desesperación…
Tristes y apagadas letras, con una figura poco conocida pero cercana a mis emociones…
Vacía por la intranquilidad de volver a sentirte, y a la vez llena de pensamientos que superan a las ataduras inflexibles de mi cabeza…
Como alejarte de mi si las cadenas siguen unidas y firmes…
Un querer y no poder, porque la sed y avaricia de tus caricias dejaron el mono ante mi…
Castigada por un sinfín de recuerdos que en este presente siguen vivos…
Y la cabezonería de tenerte conmigo puede y derrota cualquier firmeza solida que ante mí se muestra…
En una noche como hoy, en la que mi cuerpo vibra, quedo lacia y vacía por un destino inapropiado…
Tomo las riendas, la dirección aun no está escrita…
Te siento, y es difícil desprenderme de esas emociones que son las que me mantienen con vida…



jueves, 17 de diciembre de 2015

La distancia es corta

La distancia es corta
Latitudes en un palpitar de un corazón extraño…
La grandeza de su estar permanece en mi memoria…
Explicitas son las sabias palabras que marcaste en mi nombre…
Olvidarte como en un ayer estabas…
Todo es posible aquí dentro, donde estas sensaciones se mueven como tierras movedizas engulléndote…
No estás en esa lejanía que se precipita en este acantilado donde el vértigo me llama sin temor…
Siento tu ausencia, y siento a la esperanza rota que me rodea…
Cogiendo tu aliento, me desubicas, prestando a la necesidad de verte de nuevo…
Respirar fuerte y retomar esa fuerza continua que me ayudara a caminar…
Con piedras o no en la mochila, va vacía de sentimientos repartidos por este camino de la vida…
El dolor se alivia con aquellas caricias que allá de antaño existían…
Ahora que la cura permanece en silencio, cojo tus recuerdos, los ato a mi cadena vital, dándome vida, construyéndome mi sueño…
Con él me despierto con él me acuesto…
Proyectar es mi consuelo, y fotografiar las escenas de un pasado ayudándome a andar por andar, sin rumbo pero con la consciencia alerta de mis pensamientos…
Tú y yo nos soltamos de la mano, y esa ráfaga de aire dispersa en este vacío que dejas conmoviéndome…
Soledad astuta, marcándome heridas de guerra en esta silueta…

Te animo a que te subas a este tren del sueño…

martes, 15 de diciembre de 2015

En un instante

En un instante
Trágico es el destino que veo en este espejo…
Sin fuerzas, sin llegar a la meta, cansada me muestro…
Las mañanas son largas y la inmovilidad de mi cuerpo muestra el desenlace de estos pensamientos…
Pensamientos que se remueven entre pesadillas y sueños…
Asustada cierro mis ojos y la ansiedad va haciendo su recorrido sin escalas ni lamentos…
Atrapada y acogida a las emociones, me adentro en este túnel donde la oscuridad queda reflejada en un futuro poco destacado, donde ni tu propia sombra muestra su presencia…
Mis lágrimas y mi corazón van a un son, cuya melodía me recuerda a un ayer lleno de imágenes vivas, lo contrario a mí estar…
Un querer y no poder me hacen revolverme entre mis sabanas y la no respuesta de mi cuerpo hacia el movimiento, censura a mi otro yo…
La esperanza se pierde en un laberinto, la busco, pero no consigo atraparla ya que mi fuerza flaquea ante la inexistencia de los estímulos que mueven y alzan mi cuerpo y mi mente…
Censurados quedan los recuerdos, ahora con tu compañía, dispuesta ante ti…
Te hago una reverencia, por la impotencia de no tenerte tan lejos como mi alma quiera…
Inexpresivo mi rostro, que apático se muestra ante este altar que construyo mi tristeza…

Las ataduras de esta vida son tales reflejos de los nudos de mis sentimientos, que poco a poco se irán disolviendo a través de la experiencia de esta vida jodida pero bella…

martes, 3 de noviembre de 2015

Desorientada

Desorientada
Profundizo en la mañana, que sin luz en el día se presenta…
Atrás quedaron los recuerdos y el calor de tus abrazos…
Comienza la noche y con ella la oscuridad, despertando  en mi nuevas sensaciones…
Insinuadas las sombras y con ellas los acertijos de esta mente marchita…
Sin respuestas voy divagando las incógnitas de un pasado presente…
A gritos te llamo soledad, a gritos te reclamo…
Tu respuesta es desafiante, pero tu compañía gratificante…
¿Quien pudiera entendernos?
Nuestra alianza persiste…
Locura aparente y templanza interior…
Guía de los acordes de mi corazón, los que te reclaman día a día, esperándote fiel compañera…
Me siento como una guitarra desafinada, un subir y bajar de notas, como suben y bajan mis sentimientos en las mañanas frías…
Ahora que no estás, que dejas esa sed insaciable que seca mi garganta, solo queda la tristeza…
Por ti dejaron mis sueños de existir y ahora la protagonista y despiadada soledad coge su protagonismo…
Frágil ante una caricia, a punto de partirme, quedando perpleja ante tales acontecimientos, tan extraños como tu despedida…



martes, 25 de agosto de 2015

Te busqué

Te busque
No te encuentro, te busque y desaparecida te muestras…
Insignificantes quedaron mis sueños junto a ti…
En la nada se esconden mis secretos…
Esperanzada busco una luz, donde espero encontrarte…
Estas lejos, lejos de un pasado dañino, ahora ya no hay dolor alguno más que en mis palabras que con remordimientos hablan…
Fuiste guía de mis pasos, desolada camino entre tabúes viendo que te has ido…
La conciencia se llena de rabia y la situación oscurece mi presencia…
Por las noches oigo tus pasos, pero tu corazón callado ya no late fuerte, ya no ahuyenta a las sombras que en el ayer me asustaban…
Sin ese bastón poderoso me quedo, agarrando con fuerzas mi destino, el miedo recorre mi figura débil ante los cambios…
La luna ya no asoma por mi ventana, y las estrellas no me cuentan cuentos…
Les hablo como hacíamos tú y yo pero la respuesta es cada vez más lejana, me deja olvidada ante ti…
Te extraño por las esquinas de mi habitación, y amándote me quedo tapada por la nostalgia que ahora compartimos tú y yo…
Me siento, y la soledad llama a mi sentir llenándolo de tristeza, la luz no solo apagó tu corazón…
A oscuras, esperando volver a verte…



sábado, 15 de agosto de 2015

El cielo

El cielo
Ansiedad que me comes por dentro, llévate contigo la ira que por mi interior yace…
Impotencia de sentimientos que se agrupan en mi interior, como cadena al cuello…
Silencios de palabras lejanas afloran en mi garganta haciendo nudos de nostalgia…
Arrepentimientos de una vida lejana asoman por mi ventana dejándome desnuda ante tal paisaje…
Soledad que me llamas, agonía de tu estar permanente, que aun llorando lágrimas heladas sigues hay como sombra de la nada….
Tu y yo aquí y ahora, afiladas están tus palabras que se clavan en mi corazón dejándolo sin habla…
Marchitos quedaron los recuerdos y marchitos quedaron mis sueños…
Nadando perdida e intentando volar sin alas, construyo mi esperanza…
Te quiero lejos, lejos de mi pausada añoranza, y revolviéndote sin piedad entre lagunas de aguas saladas…
Llanto desesperado y temor por mis espaldas, por donde me das esa apuñalada en seco, llena de cobardía…
Arropada por la ausencia de ti, sola quedo ante tal paisaje y aferrada sin consuelo quedando desolada…
Ahora que todo acabó, sin remordimientos termino esta escapada…
No importa la distancia de la que de ti me encuentro, la luz llegará pronto y con ella el reencuentro…



martes, 11 de agosto de 2015

Pesadillas

Pesadillas
El espejo tu único aliado, donde las sombras se vuelcan entre sí dejando un rostro inocente y poco deseado…
Las ansias de un nuevo ser remueven mi interior, y agónico por la incertidumbre del ahora quedo perdida en la irrealidad de mis pensamientos…
Buscando una meta, con fuerzas agarro el futuro…
Las tinieblas de un pasado ciegan mi mente, pero la claridad de los días le dan un poco de luz a la incertidumbre que reflejo…
Mi corazón está deseoso de tener aliento firme de continuar, una hazaña poco realista…
La ansiedad en días tristes me atrapa en su juego dejando un alma cansada…
Las noches dan miedo por lo que en la oscuridad ocultan…
Sombras y silencios se apoderan de mente y cuerpo, quedando paralizada…
Sin saber por qué la respiración se acelera y el abrir de mis ojos es lento por el deseo asustadizo de mi imaginación…
Recuerdos se apoderan de mí, llevándome a un momento de locura a ciegas…
Pesadillas indiscretas en la noche que me queman…
Deseo despertar, pero lo que creía que era un sueño, en un momento de lucidez me doy cuenta que la irrealidad no está aquí y ahora, que es todo real, ni pesadillas ni sueños, mi día a día…
Miedo a que la noche llegue y con ella las sombras…


martes, 7 de julio de 2015

Sola...

Sola
Tu ausencia se hace grande dentro de mí…
Es tal el dolor que dejas, que no puedo seguir así…
La añoranza baña mi cuerpo dejando el olor de la amargura…
Sola, impregnada de ti, me cuesta romper nuestro camino…
Todo acaba y todo empieza…
Siguiendo las huellas que dejaste, llego al vacío, un vacío en el que solo el eco me responde…
Alzo la mirada al cielo, contando las estrellas me pierdo, y es ahí cuando mi imaginación va cobrando vida…
En ella veo esperanza y el duelo ya no existe…
Es difícil ver con claridad, pero la oscuridad que dentro de mí yace, se va perdiendo en un abismo de múltiples recuerdos…
Y es ahí cuando vuelvo a impregnarme de ti…
Eres tú, la que olvide dejándote por lo que fue un espejismo…
Ahora que vuelvo a verte, a ti compañera soledad ya no te desafío…
Me acompañas, eres la sombra que aun así en la oscuridad te muestras y en la claridad del día iluminas mi presencia…
La gente te teme…
Aprender a vivir contigo me dio un grado en mi vida y ahora que te tengo conmigo, separarme de ti me lleva a la inexperiencia, al caos del olvido, a la mentira y al desasosiego…
Una locura impredecible a los ojos de los extraños…
Pero sintiéndote ya no estoy sola…
Quien puede comprender el mono que siento al no tenerte, dañino o no dañino, la realidad es que me das vida…
Laberinto de palabras contrapuestas como están mis sentidos…



viernes, 26 de junio de 2015

Ausencia

Ausencia
Te busco en la ausencia de mis recuerdos, y te pierdo entre las sabanas de mi habitación…
Sin aire quedo desolada, y mi refugio es mi leve y poco latente corazón…
Te deje marchar y ahora mi lejanía enloquece mi estar, desestabilizándose, en un refugio desconocido…
La brevedad de tus palabras, no son más que una ráfaga de aire denso del cual se alimentan…
Ahora sola, soy una desconocida ante el espejo, cuya silueta marca un camino con curvas poco favorecidas…
Ahora está todo zanjado por mi amargura, ahora que ya la esperanza queda marchita por tu ausencia, ya no te espero…
Tu querer esta volatilizándose dentro de mí, y tu figura que tanto deseaba, se transforma, dentro de la cual pierde su forma…
El dolor es ágil conmigo, juega y me hace perder la cordura…
Desafiante se presenta, dejándome en un vacío poco saludable…
Me muestro intranquila, pero la soledad queda perseguida por la agonía de tus recuerdos…
Como un carrete fotográfico a cámara lenta, fotografías nuestras pasan por mis pensamientos…
No puedo desprenderme de tu aroma o no me dejas desprenderme de el, no es fácil…
Quisiera librarme de este dolor en el pecho, pero atada a ti me muestro…
Despertar, abrir los ojos y no verte junto a mí, castigo poco merecido…

Extensas son mis emociones…

domingo, 19 de abril de 2015

Fatigada

Fatigada
Fatigada asumo la culpa de tu lejanía…
Me duele el corazón, su palpitar es débil, débil como son mis fuerzas de luchar al ver que te pierdes…
Sumergida en ti, veo lo inaccesible que te encuentras…
Y rota por tu lejanía, me derrumbo…
Llegada la hora de partir me despido, con palabras que quedan lejos de tus recuerdos…
El duelo es irreversible, la marcha de tus pasos hacen ese ruido inolvidable cuya melodía es sonora en mi cabeza…
Todo a mí alrededor se envuelve entre sombras lejanas a mi parecer de tu compañía…
Ahora ya no hay nada que me ate, quedando libre de emociones pasajeras que me agarraban a un futuro marcado por tu ausencia…
Vagabundeando entre lagunas inhóspitas me adentro en un mundo nuevo para mí, el cual sorprendiéndome me asusta de tal visibilidad incierta…
Me das miedo entre las tinieblas de mi imaginación, por que el bastón que me sostenía desde hacía ya  tiempo, no está conmigo…
Al padecer por estas sensaciones frías quedo dispuesta ante lo inexplicable del momento…
Se rompen trazas de amor que sustentaban a mi pobre corazón…
Pero te sigo sin perderme, la inercia navega en mi interior…
Latigazos de ira marcan mi rostro con una fuerte característica…
Quedando un símil reflejo de mi misma…





viernes, 27 de febrero de 2015

Este vacío que dejas

Este vacío que dejas
Tu presencia sigue dentro de mí, de mí estar, de mi sentir, de mí florecer…
Con ella crezco entre caminos ineludibles…
Te veo lejos, y te siento tan dentro que me estalla el pecho…
Ahora que la cercanía es puro reflejo, deshonrada quedo ante el altar que fue protagonista de nuestros recuerdos…
Tu alma queda tranquila camino del cielo, mi alma quedo desolada camino del infierno de tu memoria…
Reclamo silencio y ahuyento a la soledad, temiendo tu rostro pálido reflejado en mi espejo…
Sorprendida, agoto a la amargura de mis ojos tristes y sin desamparo…
Te quiero lejos, tan lejos como el día en que naciste, que desafortunada fue tu presencia, en el presente que me diste…
Duras palabras para mi corazón, corazón que ya no existe, quedando marchitado por una esperanza ya evaporada en un mar de lágrimas con un llanto ya acabado…
Mi fuerza se diluye en el abismo…
La profundidad de mis emociones son tan plenas que apenas las reconozco…
Vacía me encuentro en tu perdida, la cual ni busco ni encuentro…
Soledad dispuesta acógeme con tu veneno, saciando mi sed infinita que dejan tus lamentos…
La oscuridad se cierne entre mis brazos, y una ráfaga de aire frío sacude mi pelo…
Hace frío en esta habitación en la que hace días me encuentro, arropada entre mantas protegiéndome de este silencio, donde ni siquiera el eco responde ante mí…
Solo quedando vivos los latidos de mi corazón, que apagando mi inconsciencia dejan cao a mi otro yo…


miércoles, 28 de enero de 2015

Añoranza

Añoranza
Esperanzada quedo en la última hora de tus recuerdos…
Tu llamada, recopilo mis sentimientos a la hora de partir…
Marchando hacia un nuevo mundo, en el que me adentro con fuerza dejando las yagas de un pasado…
Mi imaginación cobra vida en mi interior, dejándome ilusionada…
Todo ahora y aquí ha cambiado a pinceladas el color de tus ojos quedándose en el olvido…
A ciegas recorro este nuevo pasadizo, con miedo dejo de lado mi sombra, todo está muy oscuro…
Paralizada ante el paisaje de nuevos acontecimientos, tiemblo…
Lo nuevo está por llegar y eso me asusta…
El latir de mi corazón es tan fuerte, que ayuda, retumbando en cada esquina, a derribar los muros construidos por la inseguridad de mi misma…
Esos mismos muros, que cegada por tantos lamentos creaba…
Ya no te llamo, ahora, me alejo de ti…
El lamento es tan desesperado que la visión que tengo a mí alrededor se convierte en ondas, que se alzan dejándome como lastre, estupefacta…
La magia y lo abstracto del momento se van resolviendo en hechos metafóricos, y la creencia que tenia se disuelve dejando pedacitos de mi por cada esquina…
Te añora y eres la causa de mi retroceso…
La falsedad se apoderó de tu alma llevándola al abismo…
Lo creado queda libre para demorarse en el tiempo…
Tiempo que ya no tengo, la agonía de tu ausencia debilita mi ser, incapacitándolo a seguir con vida…

Crece un nuevo yo, libre de ego…

lunes, 12 de enero de 2015

Esclava

Esclava
Esclava de mis pensamientos, hago sonora mi alma por la gravedad de estos…
Todo es un subir y bajar de incómodas reflexiones de futuro…
Agonizantes palabras caen sobre mí, sin dejar que la piedad haga su propósito de estar…
Sin saber dónde está escondida la realidad, los impulsos me guían a un no saber de intenciones…
Perdida ante mi imaginación, la locura ronda mi mente y la conmoción de dicho sastre agudiza en mi interior…
Poder o no poder en este tránsito, una exclamación que marca y etiqueta a mí persona…
Sin control de tales emociones, quedo derrumbada por tal desastre y a ciegas quedo desolada por un símil recuerdo…
Mis pasos se confunden con las sombras de mi pasado, y el temblor de mi cuerpo derrumba todo aquello que a mi vera se encuentra…
El deshacer de mi destino sensibiliza a mi corazón, aquel que reclama la poca vida que yace en su interior…

Vacía de reflejos, desprotegida y sin habla me encuentro, agonizando palabras de poco sentimiento…

domingo, 11 de enero de 2015

Ansiedad

Ansiedad
Vivir sintiendo este vacío, me cuesta…
Es profundo, y los síntomas que se presentan son de dolor…
El pecho me estalla como fuegos artificiales dentro de el…
Pero con la diferencia de que tal paisaje no es tan conmovedor…
Pautas para aliviar tales sensaciones…
Pero es poca la consistencia que tengo ante ti…
Me asustas, agarrándome con fuerza a tu ausencia…
Te fuiste sin mirar atrás dejándome en el olvido que ahora mismo me golpea sin piedad…
Se deteriora mi rostro con tu lejanía, alimentándose solo de los recuerdos que dejaste…
Ya no te pertenezco, ahora pertenezco a tu indiferencia, la cual se acerca a mis pasos, y se asemeja a una tristeza que tranquila se presenta ante ti…
Me habla y me consuela, pero el desahogo se resiste…
No existe tal, puesto que quiero seguirte…
No es mi sueño si no el tuyo y ahora ando perdida…
Es como una burbuja que se alza a lo más alto del gris de tus ojos…
Que apunto esta de estallar…
Pero la tregua no existe en este mundo de sentimientos, lo que hace larga la espera de unas manos rotas que no dejan que me acaricies…
El roce de tu cuerpo con el mío ya no arde, ahora todo es frio, como fría es tu mirada, esa mirada que tímida, escondes tras las sabanas…
Ya no queda nada, solo tu fragancia que egoístamente dejaste para que te recordara…


viernes, 9 de enero de 2015

TU

Tu
La lentitud de tus sentimientos apagan a mi corazón…

Verte y no verte, agotas la esperanza de mantenerte conmigo…

El dolor cesa al ver que te estoy perdiendo…

Te quiero, pero algo me dice que te estás alejando como barco a la deriva…

Sin rumbo y acogida a la nostalgia que dejas, solo me queda agarrarme a ti…

Tengo miedo, miedo de no verte más que en sueños rotos…

Las sensaciones que ahora me envuelven no son más que un puro reflejo de la agonía que ahora mismo siento…

Desolada por tales hechos y refugiada en la nostalgia de aquellos momentos, revivo para despertar y darme cuenta de que te estas yendo…

Ira la que ahora mismo siento…

 Perdida entre pensamientos,  que hacen que de ti me desprenda…

Pero el no puedo coge su mayor protagonismo…

Revolviendo mi mente, te veo, no dejo de quitarte la mirada por miedo a que sea la última vez…

Ya no eres la que eras, ahora no te conozco…

Fría y desafiante te muestras ante mi inocente presencia…

Que pide a gritos que vuelvas…

Te echo de menos, extraño esos momentos en los que conseguías que mi felicidad fuera plena, aquellos momentos en el que el mañana no importaba…


Pero ahora lo temo…

jueves, 4 de diciembre de 2014

A solas

A solas
Sufriendo a solas y escondiéndome de los momentos difíciles que me acompañan, solo me queda decir que lo que daba vida a mi interior se va apagando…
Nostalgia de todo aquello que en el ayer me revivía, y ahora se apagan sin luz en el día…
No encuentro palabras, puesto que es sentimiento puro y de difícil expresión…
Soñar no es tarea fácil para mí despertar profundo…
Cuando esas mismas emociones del pasado sigan vivas dentro de mí, de ese sueño, que en un presente incierto, se convierte en pesadillas…
Ahora encontrándome en ese lugar donde el presente es el ayer y el ayer es el ahora, os recuerdo…
Son tales los sentimientos encontrados que perduran dentro de mí como hacía años…
Vuelvo allí, donde la inconsciencia era la protagonista…
Allí, donde hasta mi propia sombra se desprendía de mi compañía, allí donde la locura reflejada en mi rostro asustaba allá por donde iba…
Una niña frágil, la cual el miedo era su aliado, y la soledad su mejor amiga…
Perdida deambulando por las calles oscuras de mi tierra, buscando la esperanza de un nuevo y bonito día…
Pero agotada quedaba mi existencia por la monotonía de emociones renacidas por una vida con un kilometraje lleno de huellas imborrables…
Padecía de dolor, pero suplía mi agonía…
Descargándome con la ira, contra mi propia piel, llena de cicatrices que marcaban lo agónico del momento…
Creía que no lo contaría, puesto que todo era borroso, no veía más allá del enloquecimiento de mi cabeza ida…
Pero llegaste tú, llena de esperanza devolviéndome de nuevo mí día a día…
Mi madre y me reina…






viernes, 17 de octubre de 2014

Dentro de mí

Dentro de mí
Vivir, mantener tu corazón latente…
Tarea nada fácil de conseguir en un presente demoledor…
Persiguiendo sueños rotos, flotando me siento, como nubes en el cielo, con miedo a caer me agarro con fuerzas arrastrándome el viento…
Débil ante ti, agacho la cabeza por el peso de mis pensamientos…
Yo sigo igual que ayer, sin cambios en este naufragio…
Mareada ante tal oleaje de emociones pierdo la dirección de este camino…
Asustada entre matorrales de espinas, las cicatrices que dejan cogen formas desconocidas…
Me duele pensar que ya no existo, y que la irrealidad me atrapa entre las pesadillas que se entrecruzan como una enredadera infinita….
Parpadeante, llamas a la amargura haciéndola egoístamente solo tuya…
Dejando un vacío, donde despierta, en el me escondo…
Sigo tus huellas que cercan un trayecto donde la niebla te ciega, no dejándote ver la luz que alejada se encuentra…
Visualizo poca vida a mí alrededor, mientras despierta siento los remordimientos de la cordura yacente de un fuego inmerso entre recuerdos frágiles que se pierden en el tiempo…
Desasiéndome entre líneas, el dolor quema por dentro…
El desamparo de tu ser escalofriante en esta noche de verano, te deja sin respiración, que se prolonga en la oscuridad dejando un rastro marcado por el resplandor de una mente llena de recuerdos…
En resumen, ya no te escucho, te apagaste y me dejaste sin consuelo alguno…



jueves, 16 de octubre de 2014

Fluyen

Fluyen
Escalofríos que rozan mi cuerpo, por un malestar que se resiste…
A mí alrededor se mezclan colores de naturaleza fiel…
Pensamientos que rodean a mi cabeza, como cadena atada al cuello…
Todo son figuras deformes que me asustan por las noches…
La realidad me confunde, mis ojos visualizan imágenes extremadamente imperfectas, son reflejos de lo que mi parecer viera en mi cuerpo en su día…
La pesadilla coge su protagonismo dentro de mí, confundiéndome…
Se estrellan las emociones explosivas que hacen que mi despertar sea cansado e imposible…
Inhabilitando mi caminar, cansada quedo en la cama…
Lo que ayer fuese un bonito día hoy es gris…
Paralizada ante tal desconsuelo, veo pasar los días como si de una película dramática se tratase…
No tiene fin, el infinito marca el titulo de dicho drama…
Protagonizada por lo que antes era y ahora ya no queda nada…
La nada es opaca, sin permitir que fluyan las voces que en mi cabeza hablan solas…
Me enloquecen en una mentira que confunde mis sueños más reales…
Estremecida entre mantas, las visualizaciones son cada vez más constantes, me envuelven en un vacio esclavo de mis pensamientos…


martes, 14 de octubre de 2014

Adios

Adiós
Al verte mi corazón se siente vivo…
En tu ausencia la lentitud de su palpitar marcan mi tristeza…
Ahora que se que el final se acerca, temerosa quedo ante los recuerdos que no cesan dentro de mi…
Viviendo el momento contigo me encuentro, sin pensar en un mañana melancólico por tu ida…
Te siento dentro, son tan profundas estas emociones, que el mar se queda escaso…
Mis lágrimas derraman ira, una ira producida por la apatía de tus sentimientos…
Sola me quedo, pero escarmentada me siento…
Un querer que no quiera marcharse, me desafía en este reto donde el olvido queda como protagonista…
Mis manos se agarran con fuerzas a la nostalgia que dejas…
En la oscuridad se pierde tu rostro, cada vez más tenue porque ya no hay brillo en mis ojos…
Idealizada te encontré en mi imaginación, la cual fue puro engaño dentro de mi interior…
El sol se acerca, pero mi agonizante alma no le deja paso a esos rayos que solo tienen compasión por un cuerpo frágil y roto por tu adiós…
Sufro a solas y a escondidas, sigo esperándote…
Mi adrenalina quema mi cabeza, haciéndola inútil por tales sucesos….
Corrompes mi cielo que ahora se convierte en un infierno, donde todo lo que siento se quema a fuego lento….
Me das pena, me dicen los silencios de amargura…
Pero mi aura que aun tiene fuerzas, brillan por mí como brillan esta noche las estrellas…
Alzo la mirada al cielo, donde alzo mi cuerpo y yacen mis sentimientos…

Soledad acógeme en este silencio…

jueves, 9 de octubre de 2014

El mañana

El mañana
Ahogada por la incertidumbre del mañana, asumo la influencia de un pasado escalofriante…

Suelto las riendas de mi imaginación, galopando entre emociones que ya estaban muertas…

Me pregunto a donde iré, pero estoy desbocada por la rapidez de estos pensamientos que separan mi mente de mi cuerpo…

Solo me queda unir mis palabras, que desencadenan a un presente algo perplejo…

Estoy sola ante este desafío…

Un símil reflejo de una vida atada a una tristeza inacabable, por la ira que dentro de mí yace…

Desconozco el camino que ilumina mi rostro…

Sin mirar atrás corro hacia ella, y me agarro con fuerzas a mi inseparable amiga y compañera soledad…

Parece largo este trayecto, pero el destino para mí ya no es una incógnita…

Cansada y con una respiración que no cesa, agónico queda mi corazón…

Los latidos retumban en mi cabeza, dejándome paralizada con un compás lento y desigual, cuya melodía refleja el estado de ánimo de toda una vida….


Todo son recuerdos que nacen de un subconsciente atónito por el momento, persiguiendo sueños rotos….

jueves, 11 de septiembre de 2014

Enloquecida cabeza

Enloquecida cabeza
Liberarme de ti…
De tu esencia bendita…
De tu veneno perenne…
Cavilando entre tus estigmas, marcas mi rostro…
Loca quedo entre pensamientos, que sin saber de dónde proceden, me inundan de soledad…
Esta lejanía, me pierde entre lugares oscuros donde la luz queda lejos…
Dejando a un presente poco establecido…
Ahora que llegas con esa fuerza que te caracteriza, déjame hablarte, escucharte y sentirte…
Tu que llamas a mi interior, deja que el fuego arda aquí dentro…
El dolor desaparece contigo, es todo como una fantasía que queda muy alejada de mis sueños…
Me acerco a mi enloquecida cabeza, paralizas cuerpo y mente quedando derrotada ante el olvido…
Las sabanas de mi cama quedan cansadas de las lágrimas que quedan plasmadas en ellas, y de este cuerpo frágil, que queda paralizado por el miedo de un futuro incierto…
Tú fuiste mi maestra…
Ahora canalizo estas inseguridades ante esta vida cruel que me has enseñado…
Ahora que sufro, orgulleceré…
Ya no existe esperanza, he perdido esta guerra que empecé por una soledad buscada por mi insensatez…




martes, 29 de julio de 2014

Dolor

Dolor
Vuelvo a sentir ese dolor cesante en mi pecho…
Vuelvo a sentirte dentro de mí, dejándome agotada con remordimientos…
Cruzo la esquina del ayer…
Allí donde los sueños se hacen cortos y el sentir se hace más profundo, indago entre suspiros que me dejan sin aliento…
La realidad se apodera de una mente confundida por el momento, haciendo corto un camino donde el agua corre como tú corres dentro de mí, soledad…
Ahora que te busco y no te encuentro, me vuelves desprotegida ante ti…
Los caparazones de la vida, se ablanda como mi corazón, quedando intranquila porque ya no tengo la protección que de niña construí con esfuerzo y empeño…
Pillada por ti me sorprendo con una escasa sonrisa…
En este presente desafortunado, lleno el vacío que dejaste con una fuerte melancolía…
Desconfiada te sigo…
Tu sombra muestra celos de mi compañía…
Persigo y huelo mi miedo por tu perdida…
Humillando mi presencia de la cual me desprendo con pequeños pasos…
Todo, lo dejo tu ausencia…




jueves, 24 de julio de 2014

Perseguida Soledad

Perseguida soledad
Soledad traviesa, a este viaje de la vida…
No me dejes sola y aférrate a mí sin miedo a la compañía…
Deseo estar contigo, temo la falsedad que me rodea y a los silencios incómodos que escucho sin ti…
Toda una fachada de la que ya estoy acostumbrada…
Navego entre sensaciones frías que resumen mi frágil figura…
Rota por la ausencia del calor que yacía en mi interior…
Echo de menos la estabilidad emocional y ahora es todo como una montaña rusa que no tiene parada…
Mareada mi mente, la visión tiende a ladearse y sin tener ni querer guía, quedo paralizada ante el camino…
No se donde llegare, puesto que mi cuerpo inmóvil se niega a dar impulso a mi vida…
Empiezo a quedarme a ciegas, puesto que ningún paisaje supera la oscuridad que me rodea…
Rota, persigo con una mirada apagada, mis sueños…
La imaginación un desahogo, navegando entre ella, veo esa luz que me falta, la persigo…
Pero la voluntad queda cansada por dichos fracasos…