jueves, 10 de enero de 2013

DESCONCIERTO


Desconcierto

Los pensamientos me persiguen, aporrean mi cabeza sin piedad alguna sin dejar aliento solo para secar mi garganta, la que no articula una mísera palabra…

Dejad de seguirme, me atemorizáis con vuestro tono sordo, el que escucho diariamente sin descanso alguno…

Tú, que sabes cuál es mi fuerte, no me dejas escapatoria a la derrota, me dejas llevar por tu camino en el que solo hay piedras…

Donde la escapada es innecesaria y el miedo te arropa en su mayor esplendor…

Ahora que te siento cerca, que me abrazas con tu escasa esencia guíame…

Unos pies cansados que no quieren continuar…

Soledad, guía, amiga y compañera, hazme de silencio apaga esas voces que sin piedad alguna roban mis sueños…