lunes, 8 de abril de 2013

YO NO IDENTIFICADO


YO NO IDENTIFICADO

Cuando escasea tu esencia por tu otro yo no identificado, atemorizas tus pensamientos con un vacío imparable…

Ese mismo vacío que llena tu estar con secuencias teledirigidas…

La soledad, guía apreciada y despiadada de tus pasos, llena tu inteligencia de sabiduría…

Masacras tu corazón con acertijos resolutivos, sin respuesta ni acierto el late con frecuencia, frecuencia insólita ante tales sentidos…

Ahora que vuelves a estar cerca, guíame por tu vacío que llena mi pecho con un dolor ya conocido…

Te asientas en mí…

Las lágrimas vuelven a florecer, como en una primavera gris…

Sabes captar su atención, haciéndolas reír con su máximo esplendor…

Agonía de mi nostalgia perdida, escúchame en mi bucle sin salida…

Rebelde y egoísta, atrápame en la nada…

Sin arrope ni calor sin dueño dormida me quedo entre pesadillas y sueños…