jueves, 30 de mayo de 2013


LA IDA…

Cuando la ilusión se apodera de ti sin más explicación que sentirte viva, no ves más allá de lo que lo inexistente puede traerte consecuencias impredecibles…

Cuando ese estado queda paralizado y la realidad vuelve a tus ojos, la nostalgia de ese sentir empieza a ser sufrida…

Quedas perpetua ante tal situación, evitando que la negatividad recorra tu cuerpo…

Quieres mantenerte sin que nada detenga la posibilidad de continuar tu camino dejando atrás lo ya pasado…

Pero te paralizan los sentidos, sabiendo que lo tuviste en tus manos aunque fueran milésimas de segundo…

Aún queda la esperanza y la añoranza, pero ninguna de las dos te pueden, ya que tu ser más profundo te guía en este sentir de latitudes imposibles…

Profundizas sobre todo aquello, quedándote con lo apasionada de ese momento…

 Ahora que lo vivido queda lejos de tu alcance, miras un futuro cercano, donde vuelves a ir cogido de tu mano por ese camino que un día se detuvo ante tus ojos…