martes, 19 de noviembre de 2013

FRIO Y CALOR


Frío y calor

Sensaciones frías que congelan mi aliento…

Miedo a que la existencia sea inexistencia…

Al igual que el temor a que desaparezcas…

Me siento fría, y por dentro amenazo con un calor ardiente…

Me confundo entre las sabanas de mi habitación, ellas las que me dan calor se vuelven frías al rozar mi piel…

La que queda helada de pensamientos que roban mi alma alzándola al cielo grisáceo como grisáceo quedan mis ojos…

Al sentir tu presencia, mi esencia se aleja…

Cobras la vida que hay en mi interior…

Son como arenas movedizas que tragan el dolor…

Ese mismo dolor, que acompañas siempre que mi alma queda desolada ante tanta penumbra…

Soledad amiga, unas veces me acompañas y otras me abandonas dejándome vacía por tanta inexpresividad, de un rostro que apenas figura ya en el espejo…

Enemigo íntimo, que acecha con furia inmersa en un mundo para mi imaginario…

Ahora que lo imaginario se vuelve real, tus celos y los míos se unen haciéndose uno…

El dolor golpea a mi pecho haciéndolo vibrar de emociones ya muertas por la unión frágil que ha hecho la fuerza…

Paralizada quedo ante el dolor que a solas y a escondidas se refugia en mi interior…