miércoles, 28 de enero de 2015

Añoranza

Añoranza
Esperanzada quedo en la última hora de tus recuerdos…
Tu llamada, recopilo mis sentimientos a la hora de partir…
Marchando hacia un nuevo mundo, en el que me adentro con fuerza dejando las yagas de un pasado…
Mi imaginación cobra vida en mi interior, dejándome ilusionada…
Todo ahora y aquí ha cambiado a pinceladas el color de tus ojos quedándose en el olvido…
A ciegas recorro este nuevo pasadizo, con miedo dejo de lado mi sombra, todo está muy oscuro…
Paralizada ante el paisaje de nuevos acontecimientos, tiemblo…
Lo nuevo está por llegar y eso me asusta…
El latir de mi corazón es tan fuerte, que ayuda, retumbando en cada esquina, a derribar los muros construidos por la inseguridad de mi misma…
Esos mismos muros, que cegada por tantos lamentos creaba…
Ya no te llamo, ahora, me alejo de ti…
El lamento es tan desesperado que la visión que tengo a mí alrededor se convierte en ondas, que se alzan dejándome como lastre, estupefacta…
La magia y lo abstracto del momento se van resolviendo en hechos metafóricos, y la creencia que tenia se disuelve dejando pedacitos de mi por cada esquina…
Te añora y eres la causa de mi retroceso…
La falsedad se apoderó de tu alma llevándola al abismo…
Lo creado queda libre para demorarse en el tiempo…
Tiempo que ya no tengo, la agonía de tu ausencia debilita mi ser, incapacitándolo a seguir con vida…

Crece un nuevo yo, libre de ego…