domingo, 11 de enero de 2015

Ansiedad

Ansiedad
Vivir sintiendo este vacío, me cuesta…
Es profundo, y los síntomas que se presentan son de dolor…
El pecho me estalla como fuegos artificiales dentro de el…
Pero con la diferencia de que tal paisaje no es tan conmovedor…
Pautas para aliviar tales sensaciones…
Pero es poca la consistencia que tengo ante ti…
Me asustas, agarrándome con fuerza a tu ausencia…
Te fuiste sin mirar atrás dejándome en el olvido que ahora mismo me golpea sin piedad…
Se deteriora mi rostro con tu lejanía, alimentándose solo de los recuerdos que dejaste…
Ya no te pertenezco, ahora pertenezco a tu indiferencia, la cual se acerca a mis pasos, y se asemeja a una tristeza que tranquila se presenta ante ti…
Me habla y me consuela, pero el desahogo se resiste…
No existe tal, puesto que quiero seguirte…
No es mi sueño si no el tuyo y ahora ando perdida…
Es como una burbuja que se alza a lo más alto del gris de tus ojos…
Que apunto esta de estallar…
Pero la tregua no existe en este mundo de sentimientos, lo que hace larga la espera de unas manos rotas que no dejan que me acaricies…
El roce de tu cuerpo con el mío ya no arde, ahora todo es frio, como fría es tu mirada, esa mirada que tímida, escondes tras las sabanas…
Ya no queda nada, solo tu fragancia que egoístamente dejaste para que te recordara…