lunes, 12 de enero de 2015

Esclava

Esclava
Esclava de mis pensamientos, hago sonora mi alma por la gravedad de estos…
Todo es un subir y bajar de incómodas reflexiones de futuro…
Agonizantes palabras caen sobre mí, sin dejar que la piedad haga su propósito de estar…
Sin saber dónde está escondida la realidad, los impulsos me guían a un no saber de intenciones…
Perdida ante mi imaginación, la locura ronda mi mente y la conmoción de dicho sastre agudiza en mi interior…
Poder o no poder en este tránsito, una exclamación que marca y etiqueta a mí persona…
Sin control de tales emociones, quedo derrumbada por tal desastre y a ciegas quedo desolada por un símil recuerdo…
Mis pasos se confunden con las sombras de mi pasado, y el temblor de mi cuerpo derrumba todo aquello que a mi vera se encuentra…
El deshacer de mi destino sensibiliza a mi corazón, aquel que reclama la poca vida que yace en su interior…

Vacía de reflejos, desprotegida y sin habla me encuentro, agonizando palabras de poco sentimiento…