viernes, 3 de marzo de 2017

Volcán de emociones

Volcán de emociones
En la cima de mi ser me encuentro con el ser con mas luz que vi y que habita en mi interior…
Sintiéndome suya, intento refugiarme en el…
Pero no es más que un espejismo…
Allí me hospedo y allí quiero quedarme, me arropa con la paz que alberga y desprende…
No es un sueño, lo siento aquí dentro…
Caminando, por esas longitudes interminables me encuentro con obstáculos grandes…
Mi mente sigue viajando, cavilando entre el yo y el puro ego de mi memoria…
No hay prisas solo incertidumbre de donde llegare con este viaje fortuito…
En un subir y bajar de emociones me encuentro, y la luz según mi guía y según la dirección es más tenue o más clara en su esplendor…
La realidad es que según mi sentimiento, mis pies vuelan hacia un camino, yo debo dirigirlo con mis recuerdos más profundos…
Pero en mi crece solo uno, el que me angustia día a día, en el que en un pasado agoto mi agonía…
El viaje me devuelve a ese momento, mi respiración se corta, y mis reflejos quedan apagados por un volcán de situaciones, donde la lava quema a fuego lento mis percepciones…
Aquí estas de nuevo, soledad…
Tu siempre nombrada en mi camino, siendo protagonista por momentos de ira y desasosiego, ahora en el cara a cara me enfrento a ti, pidiéndote disculpas por regresar a ti…
No sé si eres la droga que en mi crece cuando no te tengo, y que el propio mono de tu oscuridad registra en mí esa misma ansiedad que en aquel entonces tenía…
Lo real es que el camino me lleva de nuevo a ti, esa luz bonita y brillante quedo atrás y no consigo despejar la duda…

Aunque ahora lo entiendo todo, esa luz soy yo misma queriendo regresar a mi yo de niña, para volver a empezar de nuevo en este transito tan amargo que tú misma hiciste que agonizante quede por el reflejo de mi misma…